Periodoncia

Periodoncia

La periodoncia es una especialidad de la odontología que trata todas las alteraciones de las encías, provocadas por la enfermedad periodontal. Además, trata las alteraciones gingivales estéticas.

¿Qué son las enfermedades periodontales?

Son un conjunto de enfermedades que afectan a los tejidos que rodean y sujetan a los dientes, como son las encías y el hueso que soporta los dientes.

 

Estas enfermedades son inflamatorias y tienen un origen infeccioso. En función de su gravedad las diferenciamos en:

  • Gingivitis, que sólo se afecta la encía.
  • Periodontitis, que conlleva la destrucción del hueso y ligamento que soportan y sujetan los dientes. Si la periodontitis no se trata, evolucionará destruyendo todo el soporte del diente y con ello el alojamiento y la pérdida del mismo.

¿Cuáles son sus signos?

 Son enfermedades que cursan sin dolor intenso por lo que pueden pasar desapercibidas a los pacientes. En las fases iniciales de la gingivitis se pueden observar los siguientes síntomas:

  • Enrojecimiento e hinchazón de la encía, y sangrado de éstas en el cepillado o de manera espontánea.

 

En fases más avanzadas con periodontitis se puede observar:

  • Retracción de encías
  • Movilidad dental
  • Separación de los dientes
  • Aumento de la sensibilidad dentaria
  • Sensación de quemazón y dolor de encías.
  • Mal aliento
  • Aparición de abscesos y flemones en la encía

¿Qué ocurre si no se trata la enfermedad periodontal cuando aparecen los síntomas mencionados?

La gingivitis, además de provocar inflamación y sangrado de encías, puede evolucionar a periodontitis en determinados individuos. La periodontitis, al destruir el hueso que soporta a los dientes, provoca movilidad y separación de los dientes. Si no se trata la enfermedad con el tiempo los dientes acabarán perdiéndose, bien por la necesidad de extraerlos, o bien se pueden caer prácticamente solos.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad periodontal?

Son enfermedades de origen infeccioso-bacteriano, ocasionadas por bacterias que habitan de manera habitual en la boca, y que se adhieren formando una película a los dientes. Si no logramos eliminar esta película (placa bacteriana) estas bacterias pueden invadir el espacio existente entre el diente y la encía, provocando una reacción inflamatoria y destructiva característica de estas enfermedades. Para que las bacterias provoquen dicha destrucción, necesitan de un individuo susceptible, con predisposición genética, y un medio ambiente adecuado, factores como tabaco y estrés son factores de riesgo importantes en la colonización de estas bacterias.

¿Son frecuentes las enfermedades periodontales?

 La gingivitis es una de las enfermedades más frecuentes del ser humano, aparece con una frecuencia de un 75% en pacientes de entre 20 y 25 años. La periodontitis es rara encontrarla entre jóvenes y adolescentes (aprox. 1 caso/10.000). Pero, a medida que avanza la edad, aumenta dicha frecuencia, entre un 10% entre los 30 y 40 años y esta proporción aumenta a un 25-30% en personas de entre 50 y 60 años. Es una enfermedad relativamente frecuente en adultos y su frecuencia aumenta con la edad.

¿Cuánto tiempo pasa desde que aparecen los síntomas hasta que se pierden los dientes?

 Hay pacientes que evolucionan de manera rápida y en los que la pérdida dental es en un periodo de unos 5 años. En otros casos la evolución es más lenta, pero si no se trata adecuadamente, puede llegar a perder también sus dientes.

¿Este tipo de infección de las encías puede afectar al estado general del paciente?

 Si el estado de salud general del paciente es bueno, no suele afectarle. Sin embargo, si el

paciente tiene determinadas dolencias sistémicas como puede ser la diabetes, enfermedades cardiacas o circulatorias, puede influir negativamente. Además, este tipo de enfermedad se ha asociado a riesgo de infarto de miocardio y riesgo de niños prematuros y de bajo peso en mujeres embarazadas con periodontitis. Así mismo, este tipo de infecciones pueden representar un grave riesgo en pacientes inmunodeprimidos (pacientes con SIDA, tratados de cáncer…)

¿La Periodontitis se cura?

Sí. El objetivo del tratamiento es eliminar la infección que produce la enfermedad. Una vez controlada la infección, el proceso destructivo del hueso se detiene y de este modo se pueden conservar los dientes y los tejidos periodontales sanos.

Dependiendo de la cantidad de hueso de soporte destruido, los dientes una vez tratados tendrán mejor o peor pronóstico desde un punto de vista funcional. Por ello, es importante un tratamiento precoz. En determinadas ocasiones, se dispone de técnicas de tratamiento encaminadas no sólo al control de la infección, sino a la regeneración del los tejidos periodontales destruidos.

¿Cómo se trata?

 El tratamiento de estas enfermedades es individual para cada tipo de paciente, ya que existen variados diagnósticos. Para diagnosticar esta enfermedad, en primer lugar, se completa una correcta historia médica del paciente, posteriormente, se realiza un estudio completo de sus encías acompañado de una serie de radiografías de su dentición. Una vez diagnosticado el caso se procede al tratamiento, que en los casos de una pérdida inicial de soporte dentario, constará de unos raspados y alisados de las raíces de los dientes eliminando el cálculo y las bacterias que actúan en esta enfermedad. En los casos más avanzados se realizan intervenciones para remodelar la encía del paciente para que le sea más sencillo el acceso al cepillado. La tercera fase del tratamiento consistirá en introducir al paciente en un programa de control y mantenimientos que consisten en un control de la inflamación y una profilaxis de los dientes, así como un refuerzo de la higiene oral. Estos mantenimientos serán más frecuentes en inicio para evitar el riesgo de recaídas.